Cómic Críticas

El Príncipe y la Modista: costuras de un cuento de hadas

noviembre 1, 2018
Perfectas puntadas de un cuento de hadas - Crítica El Príncipe y la Modista

El Príncipe y la Modista de Jen Wang supone una historia original, refrescante y tierna. A través de cada viñeta de la novela gráfica, la autora trata temas como la familia, la amistad, la tolerancia, el arte y el amor con la naturalidad del más encantador cuento de hadas contemporáneo.

Todo da comienzo cuando cae sobre los hombros del príncipe Sebastian la responsabilidad de encontrar pareja para casarse en un futuro nada lejano. La simple idea de acudir a citas concertadas por sus padres lo espanta y asfixia. Solo es capaz de respirar hondo cuando su brillante modista y mejor amiga Frances le confecciona magníficos vestidos que le permiten salir a las calles como la carismática y enigmática Lady Crystalia. Bajo este crisol se presentan los protagonistas, dos adolescentes deseosos de estirar sus alas, de descubrir el mundo y a sí mismos.

Todos los personajes, incluso aquellos cuya aparición en casi episódica, son memorables y carismáticos. Cuentan con objetivos sólidos y realistas, así como personalidades perfectamente definidas. Pese al diseño caricaturizado, Wang no opta por las expresiones dramatizadas de los cartoons, sino que las mantiene dentro de un planteamiento realista que hace todo ameno y próximo.

El tratamiento de cada personaje y su relación con los demás está cuidado al milímetro, especialmente en el caso de los dos protagonistas. Ningún personaje olvida su esencia, su carácter individual, por interactuar con los demás.

El arte de la obra está pensado para resultar fascinante a la par que cercano. La decisión de que los protagonistas sean adolescentes no es arbitraria, puesto que permite ver en ellos como los nuevos descubrimientos sobre sí mismos y el mundo que los rodea les impacta y les cambia. Además, gana especial protagonismo con los vestidos, ya que, más allá de prendas de vestir son la expresividad de Sebastian y Frances, así como su primer nexo en común.

El Príncipe y la Modista es un encantador cuento de hadas donde el peso de los secretos, los miedos, las inseguridades y las ambiciones se contrapesa con la empatía, el afecto, el valor y la esperanza. Un lugar que nos muestra la fría oscuridad para arrojar la luz e iluminar cada recodo del verdadero yo.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply