Críticas Videojuegos

Yonder y las crónicas de un maravilloso mundo

marzo 7, 2018

Una aventura sin precedentes en el universo del videojuego actual, así se nos presenta el lanzamiento del estudio australiano Prideful Sloth, Yonder: The Cloud Catcher Chronicles.

Todo comienza con una carta que nos invita a descubrir un lugar desconocido, abandonado por el resto del mundo, Gemea. Junto con la brújula celestial que nos acompaña, podremos descubrir lo que podría convertirse en nuestro hogar. Con esa sencilla premisa comienza nuestra historia.

Nuestro personaje, que será creado tras un sencillo sistema de personalización inicial, comenzará a explorar desde el mismo principio. Propiciado por un sistema de mundo abierto, en el sentido más amplio de la palabra, es posible recorrer casi cualquier lugar de Gemea, ya sean los frondosos prados, las playas plagadas de palmeras o las cumbres nevadas.

Nos encontramos ante un videojuego que solo puede definirse como feliz. Alejándose completamente de la premisa de los videojuegos de aventura actual, donde la exploración y la obtención de objetos va directamente ligada al combate; Yonder presenta un mundo pacífico donde nos basamos en la obtención de materias primas a lo largo del territorio para cultivar, vender o fabricar los ítems que necesitaremos para las pruebas que se presenten en el camino. Incluso contamos con múltiples granjas a lo largo de todo el territorio para hacer crecer los cultivos o criar animales. Este sistema puede recordar ligeramente al funcionamiento de la saga Harvest Moon, aunque nosotros estaremos más ligados al cuidado de Gemea que a las granjas en sí mismas.

Un punto fundamental es la estética del videojuego. El mundo que se nos presenta es, simplemente, precioso. Simplemente recorrer Gemea para ver las montañas llenas de árboles en flor, los pueblos costeros o los caminos serpenteantes entre las montañas heladas son una gozada.

El método de comercio, esencial para movernos a través del mundo y sus retos, puede ser una molestia. Sin embargo, un juego que se basa en una travesía tan pacífica, alguna complicación tenía que presentársele al jugador para darle algo de dinamismo al juego.  Siguiendo un sistema de trueque, basta con cultivar y recolectar para obtener las materias primas que más adelante se irán transformando en otros objetos de índole más compleja.

Yonder: The Cloud Catcher Chronicles es un juego precioso que solo por el diseño merece la pena echarle una ojeada. Sin embargo, si te gustan los juegos llenos de adrenalina y acción, quizás es mejor pasar de largo porque puede resultar aburrido hasta el punto de parecer soporífero.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply