Cine Críticas

Kirikú y la bruja

julio 1, 2016
Fotograma de "Kirikú y la bruja".

Kirikú y la bruja es una historia apasionante, llena de aventuras, donde el espectador se ve automáticamente capturado por las hazañas del pequeño e inteligente Kirikú.

Kirikú es un niño muy pequeño, de gran inteligencia y velocidad. Un niño tan brillante que es capaz de hablar desde el vientre de su madre y nacer por sí mismo. Nace en una aldea africana sobre la que pesa la maldición de la malvada bruja Karaba. Ante la situación desesperada, Kiriku decide terminar con los deseos egoístas de la bruja.

Francamente, Kirikú y la bruja es una película que vi varias veces en mi infancia,  pero que no volví a repetir hasta hace relativamente poco. Tenía recuerdos difusos de ella. Recordaba su historia; lo entrañable que me resultaba el personaje de Kirikú, puesto que era capaz de avanzar en su camino pese a las dificultades; y los mensajes que transmitía, como la fuerza que otorga creer en uno mismo, que conocer nuestras debilidades no tienen que suponer un límite, sino la búsqueda de otra forma de resolver los problemas… Había tantos que me ocuparía todo un libro hablar de ello. Sin embargo, al volver a verla ahora, siendo adulta, he descubierto mensajes que antes no veía o no comprendía. Por ejemplo, la bondad y la maldad humana. Por poner un ejemplo, a diferencia de las películas Disney, donde el antagonista es malvado por naturaleza, Kirikú y la bruja busca una razón para que el villano cometa semejantes acciones. De igual manera, trata de enseñar que todas las personas cometen malas acciones, a veces de forma inconsciente, y que es un rasgo humano.

El diseño de personajes y de escenarios son increíbles, muy cuidados, teniendo en cuenta que no se trataba de una gran producción. Ambos están muy sincronizados en la cultura de las aldeas africanas.. En lo que respecta a los personajes, hay escenas realmente increíbles. Por ejemplo, un personaje, no voy a decir cual para no hacer spoiler, sufre una dolorosa herida. La expresión de su rostro al producirse el daño es muy detallada, simplemente increíble.Si estudiamos los escenarios, a veces se produce un extraño efecto plano, sin perspectiva.

Por último, la banda sonora se tatúa en la mente. Desde que vi la película tengo las canciones donde se festeja por la valentía de Kirikú resonando en mi cabeza sin parar.

[su_youtube url=»https://youtu.be/5QRHeAGw6Zc» width=»700″ height=»500″]

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply